Bello entre los bellos

Bello entre los bellos

Por: Ana Lucía González

Toda mujer panameña sueña con lucir algún día el traje típico que mucho han bautizado como el más bello del mundo.

El 16 de enero de 2016 la ciudad de Las Tablas, provincia de Los Santos, engalanará sus avenidas con el traje típico más bello del mundo: la pollera. Se trata de una oferta cultural folclórica donde el protagonista del desfile es nuestro traje típico y símbolo nacional.

Fue en el año 2003, como parte de las actividades conmemorativas del Centenario de la República, que la Autoridad de Turismo organiza el primer Desfile de las mil polleras en la ciudad de Panamá. Posteriormente, se traslada a la ciudad de Las Tablas, capital de la provincia de Los Santos, reconocida como la cuna del folclore nacional. Para el desfile del 2016, organizado por el INAC, se esperan más de 20,000 empolleradas, las cuales representarán diversas regiones geográficas del país. ¡Y no hay dos polleras iguales!

Existen muchas variantes de la pollera de gala o de lujo, como las marcadas en cruz, las zurcidas y las sombreadas. Entre los lugares más conocidos por el arte de confeccionar polleras están el pueblo de Santo Domingo, la Enea de Guararé y San José de Las Tablas, siendo este último el que cuenta con la mayor cantidad de artesanas dedicadas a este afán. Los tres pueblos tienen la misma jerarquía en la confección de polleras desde tiempos ancestrales.

La región se destaca también por ser prolija en afamados acordeonistas, cantadores de décima y mejorana y violinistas. No queda duda de que el folclore es orgullo y proyección de la península de Azuero.

Según una experimentada artesana de San José de Las Tablas, una pollera marcada con peticote sencillo y peticote de lujo, rebozo y abanico finamente trabajado con la labor de la pollera puede costar desde 13 mil balboas en adelante, dependiendo de la labor y la cantidad de colores que lleve el conjunto.

Las calles de Las Tablas estarán pletóricas de mujeres y hombres luciendo toda esa suerte de vestidos autóctonos. Llegan representantes de Veraguas, Chiriquí, Colón, Darién y Coclé, cada una con su pollera distintiva de la región. Las veragüenses son blancas con cintas de colores; mientras que de Colón llegan pollerones multicolores típicos de los congos y en la cabeza se colocan flores naturales o de tela.

Grandes delegaciones de empresas privadas y organismos gubernamentales comparten escena con tunas familiares para las que se contratan tamboritos y cantalantes y orgullosamente se lucen los vestidos propios y heredados.

Una pollera de lujo es un tesoro al que muchas mujeres aspiran, ya sea por esfuerzo propio o por herencia, ya que en muchos casos se conservan por varias generaciones como parte del patrimonio familiar. Consiste en dos piezas separadas: una camisa y un pollerón. Para su confección utilizan el holán de hilo y, dependiendo del diseño, puede tomar hasta dos años terminarla porque es una trabajo arduo y delicado, hecho a mano. Las enaguas o peticotes a menudo compiten en belleza con el pollerón o falda. La técnica de elaboración se transmite de generación en generación y aunque existen normas que seguir, como en todo arte, el atuendo ha ido evolucionando desde la época de la colonia.

Accesorios de oro de 10 quilates complementan el hermoso vestido. Para la cabeza: peinetas, peinetón y pajuela acompañan los doce pares de tembleques y se complementan con aretes o zarcillos, la cadena chata, el escapulario, la cadena bruja, la guachapalí, el rosario, la cadena solitaria, el cabestrillo y las sortijas. No falta en la pollera de lujo la gargantilla (o tapahueso), la mosqueta y los botones. Las cintas para las hebillas de los zapatos pueden ser de cualquier color, pero siempre debe coincidir con la cinta del pollerón, la lana y los pompones de la blusa.

Esta actividad nacional colorida y festiva convierte a la localidad de Las Tablas en un hervidero turístico y permite conocer la idiosincrasia y atributos de las tradiciones y costumbres de la región. ¡No se la pierda!

2018-03-15T17:24:17+00:00diciembre 15th, 2015|