El cuipo de todos

El cuipo de todos

Quienes viajan al interior con frecuencia, o incluso ocasionalmente, no pueden dejar de hacer una nota mental sobre el gran árbol, barrigón en parte de su fisionomía, que lleva decenas de años creciendo lentamente justo en el kilómetro 67 de la carretera Interamericana.

Con los ensanches de la vía surge siempre la duda sobre la vida futura de este gran amigo, pues muchas veces se ha pensado que no sobrevivirá el jamaqueo. Pero sobrevive y allí está. Para quienes no ubican de primera mano el kilómetro 67, queda pasando Capira si se viaja de la capital hacia el interior y en esa misma dirección el árbol queda a la derecha.

Hace un par de años, el biólogo Jorge Ventocilla publicó una nota sobre el legendario árbol y en parte podía leerse así: “Cavallinesia platanifolia es su nombre botánico y pertenece a la familia Bombacaceae, conformada por árboles locales como el barrigón y el balso. El baobab, aquel árbol gordo y enorme del desierto africano que destaca en el libro “El Principito”, de Antoine Saint Exupery, también es de esta familia. Nuestro cuipo es entonces primo de los baobabs.”

Según Ventocilla, el que nos ocupa tiene entre 20 y 25 metros de altura y una de sus características es que su tronco suena huevo al golpearlo. El cuipo se encuentra principalmente en los bosques del Pacífico y es raro en los lluviosos del Caribe.

2018-05-08T15:12:12+00:00diciembre 21st, 2016|